Industria minera se prepara para crecer a partir de 2018

Industria minera se prepara para crecer a partir de 2018

Las señales de China, la leve reactivación económica y la recuperación de la producción de Escondida, traen brisas de recuperación y crecimiento en el sector minero a partir del próximo año. Aunque en lo que queda de 2017, debido al alza del precio del cobre, ya se podrá ver una tendencia más optimista, que podría traducirse en nuevos proyectos.

Luego de una caída en la producción de cobre de 2016 cercana a 4% y un magro primer semestre, el incremento de 7,4% en el precio del metal rojo durante la primera parte de 2017 empieza a cambiar la dinámica para los próximos meses que quedan del año y de 2018. Similar comportamiento tuvieron otros metales como el oro, con un alza de 8,2% y la plata (+4,4%). Por otro lado, según el Banco Central, el Imacec minero cayó 0,9% en junio de este año, mientras que el Imacec no minero, aumentó 1,6%.

Según Álvaro Merino, gerente de Estudios de Sonami, en términos generales, el resultado del primer semestre es inferior a lo proyectado a fines del año pasado, donde se esperaba un importante crecimiento de la actividad minera. “Esperamos que en el segundo semestre el comportamiento sea muy superior a lo registrado en la primera mitad del año. No obstante ello, debido a la fuerte contracción en los primeros seis meses, estimamos que a fin de año el PIB minero mostrará un retroceso respecto del año 2016, con una producción de cobre, oro y plata inferior a la del año pasado”, dice Merino.

Además, el ejecutivo cree que para 2018 habrá un aumento importante en la producción minera impulsada fundamentalmente por el cobre “que crecerá en forma relevante respecto del año 2017, debido a una baja base de comparación y a la recuperación de la producción de Escondida, principal yacimiento de cobre de Chile y del mundo (ver recuadro), estimándose un incremento en la producción de cobre del país en torno a 7%”, según afirma el gerente de estudios de Sonami.

Una opinión similar tiene Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining. Según el especialista, debido a la intensidad que tuvieron los altos y bajos de las últimas dos décadas, “la cautela será la máxima a seguir en la toma de decisiones de las compañías mineras en los próximos años. Para esto, será necesario que se consolide un escenario de alza sostenida en los precios así como un panorama regulatorio más consistente, tanto en Chile como en otros países del mundo. Por eso, este y el próximo año veremos un paulatino retorno a un modo de crecimiento, especialmente en cuanto a preparación para una fase de expansión”.

Por otro lado, -dice Guajardo- una mejor perspectiva de mercado sin duda es relevante en las perspectivas de la industria minera, especialmente porque la minería es cíclica. “Así como el último ciclo descendente se extendió entre 2011 y probablemente a fines de 2016, la expectativa de que el nuevo ciclo de alza esté comenzando ahora ayudará a que las decisiones de la industria comiencen a ser favorables, especialmente en inversión”.

A pesar de que los especialistas ven en el alza del precio del cobre una noticia alentadora, “el factor precio no es el único que determina la toma de decisiones en minería. Cada vez es más trascendente el aspecto regulatorio, permisos, judicialización, etc”, advierte Guajardo.

Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero explica que los proyectos mineros se evalúan a largo plazo, “por lo que el aumento del precio del cobre que hemos visto en las últimas semanas, no debería afectar su desarrollo, ya que ellos ya tienen considerado los precios tendenciales del cobre”, dice, y agrega: “Como Consejo Minero estimamos que el precio actual del metal se debe a algo más bien circunstancial, debido a que está justificado por cifras recientes del crecimiento de China, un dólar más débil y por algunos inconvenientes en la oferta. Evidentemente si este fenómeno se consolida, lo más probable es que se revalúen algunos proyectos que hoy están postergados. De todas formas, mantenemos la cautela y nuestras proyecciones, principalmente porque no vemos que existan cambios estructurales que justifiquen modificaciones relevantes”, asegura Villarino.

Guajardo también ve una clave en el factor asiático. “Afortunadamente China avanza con algunas iniciativas que pueden ser muy favorables para los commodities, como la implementación de “One Belt. One Road” o la “Ruta de la Seda”, una jugada magistral de este país con grandes implicancias económicas y políticas”, concluye el director ejecutivo de Plusmining.

La variable Escondida

“La paralización de Escondida generó un efecto significativo en la caída de la producción minera, a lo que se agrega el menor nivel de exportaciones e inferior recaudación tributaria”, dice Álvaro Merino, de Sonami.

Al respecto, se debe recordar que en febrero, el Imacec minero cayó 17,6%, y en marzo 23,2%. “Afortunadamente no ha existido una extensión de esta situación a otras mineras”, dice Juan Carlos Guajardo, de Plusmining.

 

Pulso