Minera polaca KGHM contempla crecer en Chile y Polonia tras adquisición récord

Minera polaca KGHM contempla crecer en Chile y Polonia tras adquisición récord

Después de pérdidas de casi US$2.5000 millones en los últimos dos años, la única compañía minera de cobre de Polonia está comenzando a ver la luz al final del túnel.

La mina principal de KGHM Polska Miedz SA en Chile, la gran responsable de las fuertes pérdidas, registró una ganancia operativa en el primer trimestre en tanto el “proyecto joven” está ahora bajo control, dijo el máximo responsable, Radosław Domagalski-Łabędzki, en una entrevista en Cracovia, Polonia. Su plan exige acordar con la socia japonesa Sumitomo Metal Mining Co. un aumento de la producción de casi 50%, a 140.000 toneladas de cobre anuales en los próximos años, mientras se controla el gasto.

“Estamos en la última etapa de acordar el plan tecnológico para el proyecto, o de eliminar los atascos”, dijo el responsable la semana pasada. “En un par de semanas o meses estará listo un modelo de negocio óptimo para los próximos años”.

Cuando la estatal KGHM compró la minera canadiense Quadra FNX Mining Ltd. en 2011 para tomar el control de Sierra Gorda por US$3.000 millones en una adquisición récord de Polonia en el extranjero, podría no haber estar estado completamente preparada para hacerlo, según Domagalski. En octubre, el ex viceministro de Desarrollo se convirtió en el tercer máximo responsable desde el cambio de gobierno a finales de 2015. La reorganización se produjo cuando la empresa chilena de KGHM no pudo generar las ganancias previstas después de que el precio global del cobre se derrumbó y la geología resultó ser más difícil de lo que se había pensado en un primer momento.

“El mayor desafío, que había que abordar de inmediato era mejorar la calidad de la gestión y reorganizar las operaciones en Sierra Gorda”, dijo. “Eso ya está hecho y el proyecto se ve mejor”.

Las acciones de KGHM subían 0,4% a 110,8 zloty, el nivel más alto desde el 29 de mayo, a las 10:05 en Varsovia, un avance anual de 20%.

Cuando KGHM decidió tomar el control de Sierra Gorda en 2011, los precios del cobre promediaban los US$8.829,05 por tonelada y llegaron el año pasado a US$4.869,8 por tonelada. Eso llevó a KGHM, que sufrió además un nuevo impuesto sobre el metal en su país, a recortar los dividendos a 1 zloty cada uno este año, el más bajo desde 2001, en comparación con un récord de 28,34 zloty por acción en 2012.

Domagalski, de 39 años, que había trabajado para compañías chinas no cotizadas, dijo que KGHM necesita un cambio de mentalidad para renovar su modelo de negocio “anquilosado” y convertirse en una corporación en lugar de lo que califica de “conglomerado”.

La mayor minera de cobre de Europa, con una producción nacional anual de alrededor de 425.000 toneladas, continuará dependiendo principalmente de la producción en Polonia, sobre todo dado que está revisando sus operaciones en Estados Unidos y Canadá para evaluar si “algunas minas antiguas con una vida limitada realmente están contribuyendo al valor”.

Bloomberg