Potash tiene 18 meses para vender 32% de SQM

Potash tiene 18 meses para vender 32% de SQM

Potash Corp. (PCS) ya tiene un plazo fatal para deshacerse del 32% de acciones que tiene en SQM: abril de 2019. Luego de alcanzar un acuerdo con la autoridad antimonopolios de la India, la firma canadiense se comprometió a vender en un plazo máximo de un año y medio sus participaciones en SQM, Arab Potash Company e Israel Chemicals a cambio de que su fusión con Agrium sea aprobada en dicha nación asiática.

“Un tribunal de apelación indio ha aprobado un acuerdo entre las partes de la fusión y la Comisión de Competencia de la India (CCI) y ha ordenado a CCI emitir una orden de autorización”, informó ayer Potash a través de un comunicado a los inversionistas y el mercado, y agregó que “la aprobación de la CCI estará condicionada al compromiso de las partes para desinvertir las participaciones minoritarias de Potash Corp. en Arab Potash Company, Israel Chemicals y Sociedad Química y Minera de Chile (SQM); dentro de un plazo de 18 meses a partir de la emisión de la orden. Las empresas pueden consumar la fusión antes de las desinversiones”.

La fusión, que dará vida a Nutrien, será una multinacional de la producción y distribución de potasio que estaría valorizada en US$ 36.000 millones.

La operación, hasta ahora, ha recibido la autorización incondicional de las autoridades de Canadá, Brasil y Rusia. “El proceso de revisión y aprobación regulatoria continúa en EE.UU. y China, y las partes esperan cerrar la transacción a fines del cuarto trimestre de 2017”, agregó Potash en su comunicación.

Casi US$ 5 mil millones

El 32,5% de acciones que tiene Potash en SQM está valorizado, al precio de mercado de ayer de los papeles de la minera, en US$ 4.885 millones. Justamente ayer, la acción de SQM se empinó a los $ 37.915, avanzando 1,3% en la jornada y alcanzando el mayor precio en su historia, obviando el fracaso de la conciliación en el proceso arbitral que sigue con Corfo por el arrendamiento del Salar de Atacama ocurrido este lunes.

Es más, por la mañana, Morgan Stanley había puesto un voto de confianza en la minera y dijo que confiaba en el futuro de su operación en Chile, por un acuerdo con la autoridad o un fallo favorable a SQM en el arbitraje, por lo que recomendó comprar.

Corfo y la continuidad del contrato en el Salar, serán claves en este proceso de venta. Salir al mercado a vender este 32% sin tener la certeza de que podrán seguir operando en el norte de Chile, puede significar un castigo para el precio de venta, el que Potash no está dispuesto a asumir. Por lo mismo, indican conocedores de las tratativas, se intensificarán las gestiones para que la actual administración aumente la cuota de extracción de litio en el Salar y, además, en el mejor de los casos, permita su operación más allá de 2030, año en el cual se acaba el actual contrato. Si no se logra, ya está en la mira buscar un acuerdo con el próximo gobierno.

Esta no será la primera vez que un proceso de venta se ve entrampado por el factor Corfo. El año pasado, Oro Blanco, las cascadas a través de las cuales Julio Ponce controla indirectamente la minera, intentó deshacerse de acciones, pero la incertidumbre que daba el litigio con Corfo hizo que las tratativas no llegaran a buen puerto.

 

La Tercera